Amarillismo

24 agosto, 2015 § Deja un comentario

b3209e049d50b588beeb7f66865f8116

“Está impasible”.

“Ni siquera parpadea”.

“Es un ser sin emociones”.

“Dile que su familia dice que es una abominación”. 

Estamos en directo en una televisión privada de nuestro país. Llevan horas (días, semanas) siguiendo el caso del asesinato de dos personas. Hay un sospechoso. Todas las pruebas apuntan a él. Lo más probable es que sea él.

La cámara hace un primer plano de su rostro. Se nota como aprieta los dientes, como mantiene la mirada perdida, como intenta no reaccionar  a las preguntas del periodista.

“Tu familia dice que es una abominación”. El periodista cumple bien su cometido siguiendo las órdenes des de plató.

El acusado no lo mira. En la mesa, los expertos señalan su frialdad. Estremecedora.

“Ni siquiera reacciona cuando le hablan de su familia. Si es que este chico es capaz de sentir algo”. Apunta la presentadora.

Han sido apenas cinco minutos. Los que la puerta de la sala de vistas se a abierto y la conexión se ha cortado. El periodista manifiesta que se sintió algo incómodo al hacer las preguntas, pero esto no es lo que se quiere transmitir a la audiencia. Estamos ante un monstruo, y merece que se le trate con dureza.

Que no se me entienda mal. Lo más probable es que esta persona haya cometido el crimen por el que está acusado. Un crimen que, sobra decirlo, no puede quedar impune. Sin embargo, el tratamiento que se da en ciertas cadenas de los casos de sucesos me parece de vergüenza ajena.

Siempre en busca del morbo, de la lágrima fácil, del detalle escabroso. Invitando a prejuzgar, a sentenciar, a no dar espacio para la duda. A ganar audiencia.

No he descubierto la rueda, ya lo sé. El amarillismo en los medios de comunicación no es ninguna novedad. Pero a mi estos cinco minutos me han resultado eternos por lo incómodo y frívolo de la situación. Por el flaco favor que se hace a la profesión del periodismo con esta manera de transmitir las noticias. Y porqué si se confirman las sospechas y finalmente él es autor del asesinato, los demás deberíamos demostrar por qué somos distintos a él y tenemos más humanidad.

 

Anuncios

Etiquetado:,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Amarillismo en yoantesescribia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: