En el caos

18 junio, 2015 § 2 comentarios

0df524387ad75cc824f972425895c3a0

Llevo días enfadada con el mundo. El interior y el exterior.

Tengo malestar físico y mental, me siento hastiada gran parte del tiempo y tengo un humor muy variable. Des de fuera, probablemente esté resultando un poco insoportable. Tengo algunos indicios de ello.

Quizás tenga que ver que últimamente mi cabeza va a mil revoluciones. Me cuesta concentrarme y los pensamientos están en un baile permanente, siguiendo melodías sin sentido.

Salto de un tema a otro sin ton ni son, me engancho en imaginaciones angustiosas y siento que el universo conspira contra mi.

Menuda actitud infantil.

En medio de todo este caos, una amiga me dijo una cosa que me hizo “click” en el cerebro. De esas veces que te preguntas cómo diablos no habías caído antes, cómo no se te había ocurrido.

Hablábamos de la cantidad de cosas que me pregunto. Siempre busco una explicación para todo, pero soy especialmente insistente cuando se trata de sentimientos y emociones. ¿Y cómo te sientes al decir eso?, ¿y porqué no hace esto o lo otro?, ¿y qué estás pensando?.

Es una necesidad imperiosa de saber, de buscar un sentido, en definitiva de tener el control.

Estábamos en medio de la conversación cuando mi amiga soltó lo siguiente:

¿Y no te has planteado nunca que a veces es mejor no preguntar?

Argumentó entonces que ella prefiere no hacerse demasiadas preguntas cuando intuye que la respuesta no le va a gustar, o no le va a satisfacer, o simplemente cree que le va a perturbar de alguna manera.

Sobretodo si son preguntas de esas delicadas, que en realidad se formulan a través del propio miedo al rechazo o la necesidad de atención. Preguntas que algunos asegurarían que vienen des del ego.

La verdad es que siempre creí que era bueno hacerse preguntas, indagar y llegar hasta el fondo de cualquier asunto.

Igual que en las discusiones.

Me cuesta mucho parar de discutir hasta que siento que todo ha quedado claro del todo. Incluso después necesito pruebas de que todo vuelve a estar bien. Quiero estar 100% segura.

Te puedes imaginar lo estresante que es.

De modo que tengo intención de poner en práctica el consejo gratuito que me dio mi amiga y buscar la mejor manera de hacerlo. Tal vez eso me ayude a volver a tomar las riendas y a ordenar un poco mis pensamientos e ideas, mis rutinas y mis actitudes.

Por lo pronto, necesito sentarme con una libreta y un boli, lejos del ordenador, y soltarlo todo. A ver qué consigo sacar en claro…Este fin de semana me propongo encontrar un momento para hacerlo, aprovechando que las visitas que tengo en casa se irán por unos días y recuperaré un poco de privacidad.

Es tarde, será mejor que me vaya a dormir. Mañana será otro día 🙂

Anuncios

Etiquetado:, ,

§ 2 respuestas a En el caos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo En el caos en yoantesescribia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: