Lectura recomendada: Sin ti no hay nosotros, de Suki Kim

8 junio, 2015 § Deja un comentario

North Koreans ride bicycles at the banks of the Yalu River near the North Korean town of Sinuiju, opposite the Chinese border city of Dandong, December 18, 2013. REUTERS/Jacky Chen (NORTH KOREA - Tags: SOCIETY)

North Koreans ride bicycles at the banks of the Yalu River near the North Korean town of Sinuiju, opposite the Chinese border city of Dandong, December 18, 2013. REUTERS/Jacky Chen (NORTH KOREA – Tags: SOCIETY)

Pasó la semana volando, como el viento que llega del Atlántico y regala un verano más llevadero a la gente del norte.

Días de familia, amigos, comida rica y reencuentro con el mar. Vi uno de los atardeceres más bonitos que recuerdo y hasta me mojé los pies. Fue uno de esos momentos en los que sobran (o faltan, según como se mire) las palabras. Intenté capturar tanta belleza inútilmente, las cámaras de los móviles no están preparadas para eso, así que me conformo con cerrar los ojos y revivirlo ahora que aún lo tengo tan reciente.

Hay sitios a los que merece la pena volver tantas veces como sea posible.

Y otros a los que me gustaría asomarme un poquito, para ver con mis propios ojos cómo luce una sociedad totalmente aislada.

Hace ya un mes que leí “Sin ti no hay nosotros”, de Suki Kim. Es uno de los mejores libros que he leído, tanto por la historia como por la manera de contarla. La historia de una profesora surcoreana que pasa un año enseñando a un grupo de jóvenes pertenecientes a la élite norcoreana es absolutamente fascinante.

Y conmovedora. Y angustiosa.

Lo que Suki Kim nos cuenta, lo que nos quiere mostrar, es el aislamiento que sufren los habitantes de ese país. Un país en el que no hay pensamiento propio, en el que la primera persona del singular no se utiliza y en el que nunca sabes cuando las palabras vienen vestidas de mentira.

En un lugar así, sin contacto con el exterior, con vigilancia permanente y con la presencia ineludible de un líder que lo define todo, es posible que florezca el amor.

Y no, en ese caso no estamos hablando de una relación romántica. Hablamos del amor que nace fruto de la convivencia, del día a día, del aprendizaje y del cariño.

Suki sabía que sus alumnos nunca se abrirían por completo a ella. Era consciente de que pertenecían a mundos distintos, y que se le había permitido entrar en el de ellos con condiciones. No podía hablar de lo que quisiera con ellos, no podía contarles nada del mundo exterior, pero sí podía conectar con lo esencial.

Al fin y al cabo, solo eran unos cuantos jóvenes y una maestra.

El relato de Suki es enternecedor y asfixiante a partes iguales. El miedo a ser descubierta (escribía a escondidas y guardaba todo en un pen drive) era constante y la vigilancia nunca se rebajaba.

La necesidad de abrir los ojos a sus alumnos y mostrarles todas las posibilidades que se ofrecían más allá de las fronteras de Corea del Norte era a veces insoportable, pero eran ellos mismos quienes se encargaban de recordarle, con sus cambios de tema constantes y su manera de enfocar las conversaciones, que había cosas que no se podían cambiar.

PYONGYANG, NORTH KOREA - APRIL 03:  A general view of Pyongyang on April 3, 2011 in Pyongyang, North Korea. Pyongyang is the capital city of North Korea and the population is about 2,500,000.  (Photo by Feng Li/Getty Images)

PYONGYANG, NORTH KOREA – APRIL 03: A general view of Pyongyang on April 3, 2011 in Pyongyang, North Korea. Pyongyang is the capital city of North Korea and the population is about 2,500,000. (Photo by Feng Li/Getty Images)

Suki se fue sin saber si había plantado alguna semilla en alguno de ellos. Preguntándose si tal vez la curiosidad natural de todo adolescente llegaría a permitirles dar el paso necesario (y peligroso) para escapar de la realidad en la que vivían. Siendo consciente, a la vez, de las terribles consecuencias que eso podría traer tanto para ellos como para sus familias.

No me cansaré de recomendar este libro. Está lleno de amor, dedicación, tristeza y grandes dosis de realidad. Estoy segura de que, si lo lees, te encantará. Ya me contarás 🙂

Todas las fotos son de esta página web.

Anuncios

Etiquetado:, ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Lectura recomendada: Sin ti no hay nosotros, de Suki Kim en yoantesescribia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: