Encontrar la propia voz

30 diciembre, 2014 § 2 comentarios

Encontrado en vsco.co

Encontrado en vsco.co

No se si te pasa. Pero yo, a veces, me siento sobre estimulada. Me pierdo en un mar de opiniones, consejos, reflexiones, top tens y otras cosas por el estilo, en este océano inmenso que es la red. Sencillamente, es demasiado para mí.

Y es que entre tanta información, en ocasiones siento que me pierdo a mi misma. Hay tanta gente a la que seguir (me gusta mucho leer blogs y tengo un montón en una carpeta de favoritos en mi barra de marcadores) que fácilmente puedo pasar horas leyendo lo que hacen sienten y piensan otras personas. En cuanto me descuido, estoy mirando a mi alrededor preguntándome por qué mi decoración es tan pobre, por poner un ejemplo. Y eso no me pasa una vez, ni dos, si no muchas más.

En cierto modo, es triste.

Qué narices, en cierto modo no, es claramente triste.

Y es que olvidándome de mi misma, de lo que me gusta, de lo que quiero, de la manera en la que hago las cosas, no me hago ningún favor. Más bien todo lo contrario.

Ahora está muy de moda hablar de tendencias. Miras a tu alrededor, y de repente hay un montón de gente haciendo lo mismo. Y tú, que no eres tan original como te crees, terminas siguiendo el rebaño lanzando al viento un beeeee lleno de intenciones. Si lo haces así, como ellos, es que lo estás haciendo bien.

¿Y qué es lo que viene después? Lamentablemente, la mayoría de las veces (siempre hablando de mí) hace aparición una vieja conocida: la frustración. Y es que no hay nada peor que actuar en función de factores externos, en lugar de siguiendo el dictamen de nuestra voz  interior.

Me siento rodeada de gente dispuesta a dar montones de consejos a través de sus blogs. De manera bienintencionada (eso lo doy por sentado) dejan a nuestra disposición artículos con pasos a seguir para empezar a hacer ejercicio, abrir una empresa, tener éxito en el amor o escribir un blog. Al final, un día te das cuenta de que hay un montón de espacios en internet idénticos entre sí, hablando de la misma manera, produciendo el mismo tipo de contenido y hablando de las mismas cosas.

Cosas bonitas. Cosas que inspiran. Sorteos semanales. Instagramers favoritos. Y un largo etc…

Nada de esto, por si mismo, está mal. Es lógico que si a alguien le gustan, por ejemplo, las frutas tropicales, hable con pasión de ello y le dedique espacio en su blog. Pero empieza a oler a chamusquina cuando de repente se percibe una corriente que da lugar a la aparición de páginas clónicas que, sin lugar a dudas, se están copiando entre si.

¿Dónde queda la originalidad? ¿La propia voz?

Encontrado en lesthetiquedelinventaire.tumblr.com

Encontrado en lesthetiquedelinventaire.tumblr.com

Por mi parte, siento que necesito una desintoxicación. Estoy, literalmente, saturada. Necesito dejar de mirar fotos para volver a encontrar mi estilo. Necesito dejar de leer blogs para llevar el mío a mi antojo, en total libertad. Necesito, en general, encontrar mi propio camino, mi propio método para alcanzar mis objetivos.

Si cada persona es un mundo, ¿No es un poco osado dar consejos tan generalizados? Está claro que hay cosas que pueden valer para la inmensa mayoría, pero creo que la cosa se nos está yendo de las manos. Mi vida se ha llenado demasiado de “tengo que”, “debería”, “siguiendo estos pasos lo conseguiré”, y cosas por el estilo.

Es suficiente para mí.

Yo, mejor que nadie, sé lo que me gusta y lo que no. Lo que me cuesta hacer las cosas, lo que me motiva, lo que me mueve. Sé, también, que no soy mejor ni peor que nadie por mi manera de actuar, y que, al final, la única opinión que cuenta es la de mí misma.

Para este año que empieza, me propongo trazar mi propio camino. Encontrar el modo que  mejor se adapte a mi forma de ser y a mis necesidades, para así conseguir alcanzar mis objetivos. O, por lo menos, para sentirme más bien conmigo misma. Siento que me he estado siendo infiel demasiado tiempo.

Para acabar, he hecho una pequeña recopilación de las frases que más me impactaron del libro “Tus Zonas Erróneas”. Me gusta releerlas de vez en cuando porque son para mí un gran estímulo que me ayuda a estar más tranquila. Seguro que a ti también te hacen reflexionar sobre tu vida, como me pasó a mí la primera vez que las leí.

Puedes mirarte a ti mismo con ojos nuevos y abrirte a nuevas experiencias que nunca llegaste a pensar que podrían estar dentro de tus posibilidades como ser humano, o puedes seguir haciendo las mismas cosas, de la misma manera, hasta que te entierren.

Tú eres quien determina lo que vales sin necesidad de dar explicaciones a nadie. Y tu propio valor que es un hecho en sí no tiene nada que ver con tu comportamiento ni con tus sentimientos.

Tú eres lo que eliges ser hoy en día, no lo que antes elegiste ser.

El fracaso es simplemente la opinión que alguien tiene sobre cómo se deberían hacer ciertas cosas.

Canta tu propia canción de felicidad de la manera que escojas cantarla, sin preocuparte ni importarte cómo se supone que debe ser.

El amor a uno mismo quiere decir que te amas y no exiges el amor de los demás. Es suficiente contar con la aceptación interna.

Lo que la gente piensa no puede tener ningún efecto sobre ti al menos que tu permitas que lo tenga.

No hay culpabilidad, por más grande que sea, que pueda resolver un solo problema.

Nada humano te es ajeno. Puedes ser lo que escojas ser.

La propia estima no puede ser verificada por los demás. Tú vales porque tú dices que es así. Si dependes de los demás para valorarte, esta valorización estará hecha por los demás.

¡Feliz penúltimo día del año! 🙂

Anuncios

Etiquetado:, , ,

§ 2 respuestas a Encontrar la propia voz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Encontrar la propia voz en yoantesescribia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: