Caer en los mismos errores

14 octubre, 2014 § 14 comentarios

Encontrado en philguillou.tumblr.com

Encontrado en philguillou.tumblr.com

A mi me pasa bastante. Mi primer impulso es decir que me pasa mucho, pero estoy intentando no ser exagerada cuando me refiero a mi misma y no hacer según qué afirmaciones antes de haberlo comprobado.  Eso lo aprendí tras un ejercicio que hice durante mi primera semana con el coaching.

Mi coach me propuso un ejercicio: apuntar, durante toda la semana y de lunes a viernes, en qué ocupaba mi tiempo hora a hora. Mi idea era que perdía muchísimo tiempo y dedicaba pocas horas a mi trabajo y a las tareas domésticas. La sorpresa llegó cuando descubrí que, ni mucho menos, eso era así. Ese pequeño ejercicio me enseñó que, en algunos aspectos, mi opinión sobre mi misma está distorsionada. Tengo que decir que lo sospechaba, pero verlo con mis propios ojos es otra cosa. Por ello, ahora intento controlar ciertas afirmaciones y ser más cauta en mis opiniones.

El caso es que sé que hay errores en los que caigo una y otra vez. Malos hábitos de comportamiento que se han enquistado en mi cabeza y salen sin pensar. Y las cosas, cuantas más veces se repiten, más difíciles son de tolerar. Las cosas malas, se entiende. Las buenas pueden llegar a cansar, pero ese es otro tema. En las relaciones, estoy aprendiendo que desgasta mucho el tener una y otra vez las mismas discusiones. Pero, a pesar de tener eso muy claro, a veces me resulta complicado no caer en viejos patrones de conducta. Y la situación se pone más tensa cada vez.

Encontrado en emilyjeanimages.com

Encontrado en emilyjeanimages.com

¿Por qué lo hago? Supongo que porque, de manera inconsciente, pienso que obtendré un resultado distinto por una vez. En lugar de aceptar las cosas como son, y entender que cada persona es un mundo y que algunas personas no ven el mundo como yo (y por lo tanto, actúan diferente a mí) espero que por un extraño milagro ese día se hayan levantado con otra personalidad y de repente me vayan a tener otra reacción.

También puede ser que, en mi afán por ser comprendida, vuelvo una y otra vez a los mismos comentarios y actitudes para ver si encuentro satisfecha esa necesidad de la manera que yo quiero.

Sea como sea, soy consciente de que hacerlo me genera angustia y empeora mis relaciones, con lo que tengo claro que debo dar la vuelta a este comportamiento. Y, para conseguirlo, soy consciente de que:

– No todo el mundo piensa como yo.

– No es malo que eso sea así.

– Que alguien actúe diferente a mí no significa que actúe mal o lo haga por molestarme

– No tengo que tener el control sobre todo lo que hacen los demás

– Debo querer a los demás por lo que son y no pretender convertirlos en algo diferente

Es importante detectar los síntomas que tengo cuando se produce esta situación. La última vez me fijé en que mi corazón se acelera, mi ceño se frunce y mi cuerpo adopta una postura desafiante. Muy dentro de mí, sé que voy a decir algo que va a provocar una discusión. Pero no soy capaz de parar a tiempo y sigo adelante. Inmediatamente, me arrepiento. Pero ara vez lo reconozco y empiezo a defenderme y justificarme. Y la cosa se va de madre.

Marco Diaz

Marco Diaz

Otro punto importante a tener en cuenta es que, de la misma manera que tengo prejuicios sobre mi misma, también los tengo para los otros. Muchas veces actúo en función de lo que creo que va a hacer la otra persona, en base a algo que yo creo sobre ella. Eso puede ser fruto de mi propia percepción de mi misma, o, incluso, del miedo. Antes de haber comprobado alguna vez que mis creencias son ciertas, actúo como si lo fueran. Bravo, así se hace 😉

Lo bueno es que ahora sé que todo se puede cambiar. Tengo detectado el problema, así que ahora toca ponerse manos a la obra para solucionarlo. De entrada, me propongo:

– Ser honesta conmigo misma respecto a mi opinión sobre los demás. Detectar mis prejuicios hacia ellas y pensar en si tienen alguna razón de ser.

– Recordar que cada uno es como es y es justo que sea así. Si yo quiero ser respetada por lo que soy, los demás también están en su derecho.

– No todos ven el mundo como yo. Cada persona tiene sus propias opiniones y es bueno que sea así. Entre otras cosas, es enriquecedor.

– Cuando detecte que estoy a punto de caer otra vez en una situación repetitiva,  respirar hondo y recordar que estoy a punto de hacer algo que es malo para mí.

– No decir nada hasta que la sensación de angustia disminuya y ser consciente de mi postura corporal para poder relajarla.

Hay un proverbio que me encanta: “Si lo que vas a decir no es más bello que el silencio, no lo digas.”. Esta semana, me propongo darle sentido en mi vida y aplicarla. Para conseguirlo, haré algo parecido a mi semana de apuntar a qué dedico cada hora del día:

Apuntaré en un papel lo que siento cada vez que voy a decir algo ante una actitud o conversación que no me guste. Si siento miedo, si me siento inferior, lo que estoy pensando que quiere decir la otra persona, lo que pretendo conseguir…en definitiva, ser consciente de cuales son esas creencias que me llevan una y otra vez a la misma situación de conflicto.

En unos días, tocará analizar los resultados. ¡A por ello!

Anuncios

Etiquetado:, , ,

§ 14 respuestas a Caer en los mismos errores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Qué es esto?

Actualmente estás leyendo Caer en los mismos errores en yoantesescribia.

Meta

A %d blogueros les gusta esto: